© 2017 by Mundo De Valientes

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

Mario Coello: De aprendiz de Valentino a joven promesa de la moda española.

 

 

 Valenciano, talentoso  y con un futuro prometedor dentro del diseño de moda. Mario Coello dejó su tierra natal para aprender de los mejores: Valentino, Gianfranco Ferre, Giambattista Valli y Elie Saab. De Milán a París y de allí a Madrid para diseñar su propia colección y arrasar en la última edición de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (MBFWM). Hoy, sus diseños marcados por la elegancia y la sensualidad inspiran a miles de mujeres que como Paula Echevarría ven en él un diseñador de referencia.¿Cómo llega el mundo de la moda a tu vida?

 

No hay ningún detonante clave. Podríamos decir que la moda apareció en mi vida de una manera natural. Comencé la carrera de  Bellas Artes en Valencia y fui descubriendo diversas disciplinas. Entre mis favoritas estaban la fotografía, la moda…Así que comencé a prestarles más atención a ambas.  Y, mientras estudiaba estuve a poyando a un fotógrafo profesional en su trabajo y también comencé a colaborar en una taller de costura  de trajes de novia en Valencia. Al final, me decanté por la moda.

 

Has trabajado con grandes diseñadores como Valentino, Gianfranco Ferre, Giambattista Valli, Elie Saab. ¿Cómo conseguiste entrar en el circuito de los top?

 

Todo empezó con unas prácticas en el estudio de Gianfranco Ferre en Milán. Durante un año estuve aprendiendo y creciendo como profesional en su taller hasta que surgió mi gran oportunidad: trabajar con Valentino. Fue un momento muy interesante y motivador ya que entraron Maria Grazia Chiuri y Pier Paolo Piccioli  como nuevos diseñadores artísticos. Su llegada suponía un cambio en la imagen de la marca y una transformación de la empresa. Se creó un nuevo equipo de trabajo y viví en primera persona un acontecimiento único en la historia de la firma. Estuve con ellos durante cuatro intensos años y esa experiencia marcó a fuego mi estilo y mi carrera profesional.

Después de ocho años en Italia y cuando yo ya estaba pensando en regresar a España, me llama Gianbattista Valli para ofrecerme trabajar con él en París. No estaba en mis planes mudarme a otro país que no fuera el mío. Sin embargo,  la ilusión de seguir aprendiendo en la capital francesa fue más fuerte que cualquier otra idea. Y tras Gianbattista llegó Elie Saab que a pesar de tener un equipo pequeño hace grandes cosas en sus dos sedes en Beirut y Paris.

 

¿Qué has aprendido de cada uno de ellos?

 

Todas son firmas que tienen un paralelismo: nacen de la alta costura o la tienen muy presente y  también, desarrollan “prêt-a-porter” (ropa de calle). Por esto, en cierto, sentido se parecen. Como consecuencia, el aprendizaje común que he extraído de ellos ha sido adquirir la forma artesanal de acabar las prendas, en taller, a medida y a su vez, descubrir las técnicas para adaptar la alta costura a las personas de la calle.
 

Participaste en septiembre en  la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (MBFWM), una de las pasarelas que cuenta con los diseñadores más importantes de la industria de la moda ¿cómo conseguiste entrar?

 

Presenté un proyecto a la organización de la “Mercedes Benz Fashion Week”  y lo seleccionaron.  Así de fácil o así de complicado…

 

¿Qué fue lo mejor y lo peor de la MBFWM?

 

A nivel profesional, lo mejor de presentarme como diseñador en una pasarela de este nivel  ha sido la experiencia de vivir en primera persona  este gran reto. Es una gran satisfacción poder traducir todo que había aprendido y madurado en estos años fuera de casa en un proyecto propio que presentar de forma pública.  Sin embargo, por el otro lado, lo más complicado es que te sientes muy solo y hay momentos difíciles al no tener el apoyo de una gran marca detrás.

 

La colección que presentaste en la MBFWM se inspiró en el mito de Apolo y Dafne ¿cómo se te ocurrió?

 

Quería mostrar en mi colección la belleza de la metamorfosis, como la que experimenta la ninfa Dafne al convertirse en árbol. A partir de este mito, podía desarrollar una colección basada en las transparencias, veladuras, plasticidad…Además, el hecho de haber vivido en Italia y de ser amante del arte de Bernini creo que también fueron decisivos en esta elección.

 

¿Qué te llevó a hacer tu propia marca?

 

Siempre había querido desarrollar mi propio proyecto personal y cuando me escogieron para participar en la pasarela “Mercedes-Benz Fashion Week Madrid” ya tenía el motor perfecto para hacerlo. Además, se sumaba mi deseo de volver a España.

 

¿Cómo definirías tu estilo?

 

Elegante y sensual  para una mujer inteligente.

 

 

¿Cuál crees que es tu principal aportación al mundo de la moda?

 

Por lo que me dice la gente, creo que podría ser la capacidad de crear un estilo contemporáneo a partir de una base clásica.

¿Cuáles son las principales dificultades a las que se enfrenta un joven diseñador?

La moda está dominada por grandes empresas y para alguien que empieza es muy difícil competir con ellas. Además, los costes son altísimos para poder sacar adelante las colecciones.

 

Tus diseños los han llevado “celebrities” como Paula Echevarría y aparecen en las revistas más importantes de moda como Vogue o Telva. ¿Qué sientes cuando te ves ahí?

 

Sorpresa y mucha satisfacción. Me sorprende porque surge de repente y es como un reconocimiento público que ayuda mucho a las ventas.  Hoy en día, la visibilidad que ofrecen las redes sociales y las “celebrities” es esencial para dar a conocer tu producto.

 

¿Hay alguna famosa que te gustaría que vistiera tus diseños?

 

Me inspiran mujeres como Natalie Portman o Julianne Moore.


Has vivido en Milán, Roma, París, Beirut… ¿qué lugar ocupa Valencia para ti?

 

Valencia es la primera y la última de la lista. Es donde vuelvo siempre. Es mi ciudad y la que me ha formado y me ha visto crecer. La llevo dentro. Me inspira y se refleja en mis creaciones. Además, es una ciudad llena de cultura y arte y estoy muy orgulloso de haber nacido aquí. Ocupa un lugar muy importante.

 

¿Cuál es tu rincón favorito de Valencia?

Me encanta  el Mercado Central.

 

¿Qué te parece el boom de YouTubers / Bloggers/Instagramers en el mundo de la moda?

 

Me parece que hacen una labor muy importante. Yo me sirvo de ellos aunque me da un poco de miedo. Hoy en día, va todo muy deprisa y todo el mundo opina de todo. Sin embargo, es una herramienta fundamental para dar a conocer y hacer accesible la moda. Lo utilizo bastante.

 

¿Es Valencia una ciudad para la moda?

 

Es una pena que no existan plataformas que ayuden más a los diseñadores, como  en su día ocurrió con la “Pasarela del Carmen” y la “Valencia Fashion Week”. Hay gente muy válida, diseñadores y creativos, en general, pero no hay un apoyo institucional como ocurre en otras ciudades.

Alguien que quiera un diseño tuyo,  ¿qué debe hacer? ¿dónde puede adquirirlo?

 

Aunque acabo de abrir mi web www.mariocoello.com , la ropa solo se puede adquirir de forma presencial en mi estudio de la calle Recoletos (Madrid) ya que la confección es a medida.

 

¿Quiénes son las personas que te inspiran, que te dan fuerza?

 

Me ha ayudado mucho mi familia, mi mejor amigo y fotógrafo, Alvaro Beamud…y muy especialmente, mi hermana.
 

¿Cómo te definirías?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Soy Geminis, así que soy pura emoción. Y eso se plasma en mi obra. También, puedo decirte que soy muy tímido, sobre todo para las entrevistas.
 

¿A quién admiras y por qué?
 

Dentro del diseño me quedaría con Cristóbal Balenciaga. Me fascina porque fue un español, aceptado en la alta costura francesa, y creó un antes y un después en cuanto a patronaje y diseños. Fue una pena que no desarrollase un “prêt-a-porter”.No le dio tiempo…

Una anécdota…

Un día yendo a trabajar al estudio de Giambattista Valli llamé a la puerta y abrió Charlotte Casiraghi. La verdad pasaba mucha gente famosa por allí pero… ¡nunca me esperé encontrarme con ella!
 

¿Cuáles son tus próximos sueños?

 

A medio - largo plazo mi deseo es seguir desarrollando mi proyecto, la visión de mi firma. 
 

Una frase que te haya marcado.

 

Me encanta una declaración que hizo Franca Sozanni, la periodista y editora de Vogue Italia que decía: “ni se puede agradar a todo el mundo ni tampoco se debería”.

 

(Entrevista de Ami Bondía realizada para La Más Bonita Magazine")

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload