© 2017 by Mundo De Valientes

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

¿Qué habilidades necesitas para que el empleo venga a buscarte?

 

Los “knowmads” son apasionados de la tecnología, el aprendizaje constante yla marca personal.

 

La revolución tecnológica ha transformado el mundo del empleo y el perfil de los profesionales. Así, en este contexto, surge, acuñado por John Moravec, el término “knowmad” o nómada del conocimiento que hace referencia a todo aquel trabajador que busca vivir de aquello que le apasiona sin jefes ni horarios. Pero para lograr que el empleo busque a este nuevo profesional, y no a la inversa, es imprescindible desarrollar una serie de habilidades.

 

EL TRABAJADOR DEL S.XXI

 

Para Juan Carlos Cubeiro, Head of Talent de ManpowerGroup y CEO de Right Management, las competencias del siglo XXI son las que Richard Florida llamó "de la clase creativa" y se caracterizan por estar más vinculadas a las habilidades personales que a las técnicas. De hecho, tal y como recuerda Cubeiro, en el Foro Económico Mundial de Davos, ya se establecieron las 10 competencias más demandadas en el 2020. Estas son: solución de problemas; pensamiento crítico; creatividad; gestión de equipos; coordinación con otros; inteligencia emocional; juicio y toma de decisiones; orientación al servicio; negociación y flexibilidad cognitiva.

 

Además de estas características, para Guillem Recolons, “Personal Brander” y socio de “Soy Mi Marca”, los nuevos trabajadores  destacan por saber gestionar con eficacia su propia marca personal. Un concepto que podría definirse como  la huella emocional y racional que dejamos en los demás. Como apunta Recolons “la gestión de nuestra marca personal (personal branding) es el proceso consciente por el que investigamos la marca que dejamos (autoconocimiento), proyectamos un cambio o refuerzo en la misma (estrategia personal) y finalmente lo hacemos público a través del mundo real y/o digital (visibilidad)”. 

 

En figuras como las de Ángel Alegre e Isra García encontramos la personificación de estas características propias del “knowmad”.

 

Angel Alegre,  creador del blog Vivir al Máximo y de la única guía en español sobre ayuno intermitente, tenía claro que su objetivo en la vida era poder tener suficiente tiempo y dinero para hacer aquello que le hiciera feliz. Tras cuatro años trabajando en la sede de Microsoft en Estados Unidos, Alegre decidió dejar su puesto fijo para arrancar su propio negocio digital en el que ofrecer servicios de consultoría y formación para ayudar a otras personas a construir un estilo de vida basado en la libertad financiera.  “Decidí empezar Vivir al Máximo y hacerme nómada digital porque quería más libertad. Quería poder vivir en cualquier lugar del mundo. Viajar varios meses al año. Elegir mis horarios y mis vacaciones sin tener que pedir permiso a ningún jefe. Decidir en qué proyectos trabajar, con quién y de qué manera”.

 

Para poder ser “knowmad”, Alegre insiste en la importancia de aprender a ser disciplinado y trabajar la propia estrategia de carrera. “El trabajo remoto ha venido para quedarse, y el tener la capacidad de ser productivo trabajando desde casa sin un horario fijo y sin un jefe vigilándote será algo muy valioso”.

 

Otro caso de reinvención es el de Isra García. Tras trabajar durante varios años más de 12 horas al día en una fábrica textil, decidió dejar su trabajo y construir el estilo de vida que deseaba. Hoy en día, García es experto en marketing, educación disruptiva, conferenciante y escritor. Pero sobre todo, intenta a través de su blog “Isra García” ofrecer las pautas para ayudar a otras personas a construir un estilo de vida  libre que refleje la coherencia entre el ser y el hacer.  Para este “knowmad”,  las habilidades claves para destacar en este nuevo mundo laboral son la autodisciplina, la automotivación o la capacidad para reinventarse. Para García, es esencial “saber qué puntos conectar y cómo hacerlo”.

 

EL TRABAJO DEL FUTURO

 

Por otro lado, Cubeiro apunta como el 65% de los empleos del futuro todavía no existen (Fryer y Osborne).  Pero para aspirar a ellos, y evitar ser sustituidos por robots, será imprescindible saber moverse con soltura en entornos cambiantes y desarrollar la inteligencia creativa y emocional. 

 

En este sentido, Recolons incide en como aproximadamente un 50% de lo que hacemos es automatizable. Así, muchos empleos desaparecerán hacia el año 2024. Por ello, aquellos profesionales con mayor riesgo de desaparición pueden tomar la delantera y proponer soluciones tecnológicas para reducir la parte más rutinaria de su trabajo automatizándola y desarrollar nuevas competencias transversales para generar valor.

 

De la misma manera, para Alegre los conocimientos tecnológicos serán esenciales: “ahora mismo a los programadores y a los expertos en marketing digital se los rifan.  Si dominas alguna de estas habilidades y eres mínimamente espabilado, es imposible que te falte trabajo”.

 

EDUCACIÓN

 

En la figura del “knowmad”, la educación constante juega un papel clave.  El problema lo apunta Cubeiro: “Vivimos la regla de Pareto (20/80). Existe  una minoría de escuelas con propuestas avanzadas de orientación real al alumno, como es el caso de la Fundación Trilema, el colegio Montserrat o las escuelas que cambian el mundo presentadas por César Bona (finalista al Global Teacher Prize 2014). Y luego están el resto de centros, que siguen reproduciendo el modelo taylorista del aula, en el que los colegios parecen fábricas”.

 

 Ante la situación mayoritaria de la educación formal, Alegre ha optado por la formación constante autodidacta basada en la lectura y en la realización de cursos no reglados orientados al desarrollo de las nuevas habilidades.  Y García, por su parte, ha apostado por lanzar al mercado su propio programa de educación: el “Stand Out Program”. Un curso basado en “una educación disruptiva transversal que incluye: autoconocimiento, autodominio, estilo de vida y alimentación” y cuyo objetivo es potenciar el talento de las personas para que puedan sobresalir como personas y profesionales en el mundo actual.

 

Finalmente, señalar la importancia de formar al trabajador del siglo XXI en marca personal. Así, Recolons tiene claro que “todo deja marca, lo que hacemos y lo que no hacemos”. Por ello, para que el empleo nos encuentre es esencial aprender a comunicar el talento con eficacia.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload