© 2017 by Mundo De Valientes

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

Personal Branding: la brújula del éxito

19.12.2017

 

 

 

 

 

¿Creas aquello en lo que crees? La sociedad ha cambiado y ahora es el turno de los soñadores. Es el momento de hacer brillar las fortalezas y el valor diferencial que todos tenemos, es decir, el talento, y compartirlo con el mundo. Y para ello, es importante invertir en “personal branding” o marca personal.  Un cóctel entre psicología, estrategia de objetivos y habilidades comunicativas que bien manejado nos hará vivir bien de aquello que nos apasiona.

 

Una marca personal sólida hará que la gente nos recuerde de una forma positiva, diferente y valiosa. De esta manera, podremos convertirnos en la opción elegida en cualquier proceso de selección (Perez Ortega, 2011)[1].

 

Para construir una marca personal que potencie es necesario trabajar en tres niveles. En primer lugar, es esencial la introspección para conocerse y descubrir qué es lo que se desea en la vida. En segundo lugar, desarrollar un plan para alcanzarlo basado en la focalización de pequeñas metas objetivas y realizables que nos acerquen a la gran meta. Y en tercer lugar, es el momento de comunicar nuestro sueño por todos los canales existentes. De esta manera, podremos conectar con las personas que nos pueden ayudar a alcanzarlo.

 

Hoy, la tecnología nos da la oportunidad de tener un gran altavoz para difundir nuestro mensaje sin fronteras espacio-temporales. La web personal es el escaparate del talento y las redes sociales son nuestros medios de comunicación. Cualquier profesional tiene a tan solo una tecla de distancia a millones de clientes potenciales.

 

Como dice Tony Robbins (“Poder Sin Límite, 2016)[2], la clave para destacar en cualquier ámbito está en ser el primero en ese campo o en innovar. Por ello, si estamos en el segundo caso, lo ideal es apostar por romper las normas y ofrecer algo nuevo. Las tendencias más punteras del “personal branding digital” se centran en las herramientas audiovisuales. No hay nada que genere una mayor conexión y empatía con el público que la imagen. Así que es el momento de apostar por el uso de “Periscope”, “Facebook Live”, “Snapchat”, “Dubsmash”, “Boomerang”… o por las grabaciones con cámaras 360º. Todo ello, sorprenderá, fidelizará y generará un vínculo con el público que se traducirá en confianza y en negocio.

 

Por otro lado, un buen “personal branding” es sinónimo de libertad. Así, cuando se consigue dejar una huella positiva, te posicionas sobre la competencia y te quieren a ti y no a otro. Como consecuencia, el trabajo llega y no hay que buscarlo; se puede elegir entre varias ofertas y además las normas las pones tú. Una marca personal sólida es la clave para cualquier emprendedor digital. Un negocio basado en infoproductos (ebooks, cursos online…) requiere que el cliente confíe en la marca personal que hay detrás. Es la base de la libertad financiera y de la libertad de estilo de vida. Ahora puedes vivir mirando el mar, mientras tus ideas contribuyen a mejorar el otro lado del mundo.

 

Los nuevos retos requieren a personas creativas, con una buena gestión emocional y capaces de hacer brillar todo su talento a través del “personal branding”. Es la hora de la revolución educativa. En este sentido, la Unión Europea ya apuesta por esta nueva educación y países como Finlandia lideran los rankings del sector. Si la educación es la semilla de los sueños, el “personal branding” es la brújula más precisa para alcanzarlos. ¿Y tú, ya tienes la tuya?

 

 

 

 

(Capítulo de Ami Bondía integrado en el libro "Emprender en la Era Digital" de RTVE, coordinado por Juanma Romero y Luis Oliván, 2017).

 

 

 

[1] Perez Ortega, A (2011). Expertología. Alienta Editorial. Barcelona

 

[2] Robbins, Tony (2016). Poder Sin Límite. Curso intensivo de formación para expertos en Londres gestionado por Espai Coach.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload